La nostalgia de los años 80.

Comparte!
5
(1)

Oh, la década de los ochenta. La gente esperaba Star Wars: El imperio contraataca. Indiana Jones se hacía un hueco en nuestros corazones. Regreso al futuro nos avisaba que en el futuro nos volveríamos gilipollas. Sergio Leone volvía a las andadas con “Érase una vez América” Lo flipamos con Ripley en la segunda (y flipante) peli de Aliens. Conocíamos a Joe Montana. Pensábamos si nuestro amigo sería un replicante por culpa de Blade Runner y pasamos unas grandes navidades con John McClane. Me dejo muchas películas en el tintero y en la memoria. Quedan atrás grandes éxitos de acción y fantasía. Pero no me peguéis por ello. Pegadme por lo que viene ahora, porque aquí sí que tenéis todo el derecho del mundo.

Durante un tiempo, no sabría decir si un par de años o sólamente unos meses. Se puso de moda los años 80 de nuevo en el cine. Ya sea con series como Stranger Things, bandas sonoras con sonido ochentero, como por ejemplo Wonderwoman 84 (me la veré porque Wonderwoman es la ama ) referencias por doquier de películas de la década, refritos como cazafantasmas (la peli me gustó, pero es un refrito). Todo esto me lleva a una pregunta. ¿Los productores están más pendientes de que les despidan que de realizar algo novedoso? ¿O es que en Hollywood se han quedado sin ideas?. Me explico.

Creo que estamos ante la decadencia de cine. Un cine sin ideas, dedicado a hacer biopics, refritos y referencias a la cultura pop de los años 80 que estira la melancolía y de los cuñadismos como “antes sí que se hacía buen cine” o “en mi época todo esto eran máquinas de pacman”. Han pasado más de 30 años de aquella época y la cultura cinematográfica debe avanzar.

Muchos estaréis pensando que lo que digo no es del todo verdad, porque hay muy buen cine por ahí. Y sí, os tengo que dar la razón. Pero estamos hablando del cine en masa, del cine que ve todo el mundo, el que realmente llega a las casas. No estoy hablando de películas como Fuga de Pretoria de la que hablaré en otro post o de The Nightcrawler películas desconocidas para el gran público pero con una potencia y una tensión brutal. Hablo del blockbuster, hablo de las películas que generan charlas y canales en youtube, que generan un contenido posterior.

Con esto no quiero decir que estas películas sean malas ni mucho menos, las disfruto como el que más, pero basta ya de melancolía y hagamos nuevos productos. Ojalá la cultura mainstream sea más imaginativa en un futuro y no tire de clásicos, de refritos de los años ochenta o de cualquier otra década -seamos inclusivos- para seguir sobreviviendo y seguir haciendo dinero.

¿Te ha gustado la entrada?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *