• Vie. Ene 21st, 2022

El ocio + divertido

El blog de ocio friki donde hablamos de Juegos de mesa, rol, cine, series, videojuegos, literatura, comics, animes y mangas

Día 17: El reto familiar más duro.

La foto de portada de este artículo no es ninguna broma ni ningún error. Hoy queremos poner a prueba los lazos familiares. La «prueba» de hoy es de las complicadas. ¿Quién no tiene en espera algún mueble que por alguna razón no ha comprado pero que lleva meses queriendo adquirir? Sí, vale, cualquier adulto responsable digno de tal calificación, pero no vamos a entrar ahora en eso.

 

En toda casa siempre hace falta un mueble más; siempre hay sitio para algo más y si no, se le busca. Siempre se puede remodelar algún cuarto… ¿Por qué no demostrar que se tiene una familia verdaderamente unida yendo a Ikea, comprando un mueble y montándolo todos juntos? Y sin pelearse, por supuesto. Por alguna razón que desconozco y que, sinceramente, tampoco me he parado demasiado a investigar, la tienda de origen sueco es una enorme fuente de peleas de pareja y de familia. Caminar sin parar desde el principio hasta el final del recorrido sirve para cumplir el objetivo de pasos del día más que de sobra. Si se va en familia hay que contar, de base, con dos cosas que van a ocurrir.

  • Alguno de los miembros se va a parar en alguno de los recovecos de las diferentes secciones al menos tres veces deteniendo el avance de la Compañía.
  • Acabaréis con cosas en el carro que no teníais pensado adquirir pero que al final supondrán una herida en la cuenta de más de 50€ tirando por lo bajo.
  • Es MUY posible que al salir no hayáis comprado aquello por lo que fuisteis originalmente.

Sin embargo, suponiendo que sois un grupo de personas responsables que han comprado lo que se propusieron y que vuestro periplo no ha durado lo mismo que el viaje de Frodo al Monte del Destino, toca volver a casa a armar el rompecabezas. Esta segunda fase de la prueba será más o menos difícil dependiendo de lo que le guste a cada miembro de la familia escaquearse. Ya sabéis lo que se dice de España, que uno trabaja y tres miran. Vamos a suponer que no, que todos colaboráis. Ahora toca colocarlo.

Si habéis hecho todas esas actividades sin suspiros de exasperación, sin discusiones, sin malas caras ni reproches, os felicito. Si os lo tomáis como un juego entendiendo que lo más importante es pasar el tiempo con la gente que quieres y te quiere, os felicito. Si, aunque hayáis protestado, discutido y gritado unos a otros, al final os reís todos juntos de la experiencia, también os felicito. Sois una familia digna de admiración. Además, si al final el mueble no gusta, siempre puede venderse en Wallapop.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *