Día 18: Juegos literarios

Día 18: Juegos literarios

Hoy toca dedicarle el día a los libros que tantas aventuras, emociones y grandes momentos nos regalan. Os propongo unos juegos literarios muy divertidos.

Cadena literaria

Nos convertimos en detectives de contraportadas. Comenzamos con la primera pista en la mano: un texto copiado de la contraportada de uno de los libros de casa. Un extracto, ¡no copiéis todo! Y si hay palabras que incluyan el título hay que eliminarlas. No se lo podemos poner tan fácil. Tendremos que buscar por toda la casa el libro al que pertenece el texto. Cuando lo logremos en la primera página encontraremos la siguiente pista: otro texto sacado de la contraportada de otro libro que tendremos que jugar.

Así hasta que encontremos el último de la cadena. En el que encontraremos un vale con un premio. Mejor si es algo inmaterial como una excursión, una sesión de juegos, eligen ellos una película para ver o la cena de hoy…

Gimcana literaria

Es igual que la anterior, pero complicando el juego con diferentes retos que los jugadores tendrán que cumplir para obtener el premio final. Os dejo aquí una plantilla en blanco que utilizamos nosotros para la nuestra. Os cueto en este post lo bien que nos lo pasamos buscando libros y haciendo los retos.

Frases célebres

Les presentamos a los peques frases célebres de libros que hayan leído y tienen que adivinar el título del libro. Os dejo aquí algunos ejemplos:

  • Elemental querido Watson
  • No tengo intención de quererte -repuso Coraline-. Hagas lo que hagas, no puedes obligarme a quererte.
  • Y sopló y sopló y la casa derribó
  • En la nota ponía «Bébeme»
  • Enséñame la patita por debajo de la puerta
  • Ábrete Sésamo

Mímica

Escribimos varios títulos de libros que conozcan en unos papeles. Por turnos cogeremos un papel e intentaremos que el resto adivine el título ayudándonos solo de la mímica. Con este juego tenéis la risas aseguradas.

Búsqueda del tesoro

En este juego se les da a los niños una lista de elementos que tendrán que encontrar en los libros de la casa. Por ejemplo:

  • Un mapa
  • Un descripción muy rara
  • Un consejo
  • Una poesía
  • Un monstruo
  • Un tesoro
  • Un problema

Y, por último, ¡seguid leyendo! Y enseñad a vuestros hijos a amar a los libros. Son la mejor puerta a la imaginación y al saber.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.