GOOD OMENS Y EL SABER ESTAR.

No importa que seas un pobre diablo o un ángel tontorrón porque lo principal, es tener un estilo inconfundible y con gusto refinado para las cosas, para el vino, para la música, para la comida o para cualquier otro placer terrenal de este mundo porque ya sabemos todos que esto no es eterno, sé libre y tomate esa cervecita que estás deseando, esa hamburguesa grasienta de vez en cuando y ráscate la entrepierna si te apetece mientras ves la televisión en ropa interior porque, esto amigas y amigos míos es sólo un paseo.

Os cuento esto porque, nuestros dos protagonistas tienen la misma filosofía de vida y ¿adivinad qué?, ¡ellos son inmortales!. Pues si lo hacen ellos, hazlo tú también.

El ángel y el diablo sobresalen en esta serie con grandes interpretaciones. No son para nada unos novatos en esto de actuar. Azirafel es el ángel interpretado por Michael Sheen, nominado y ganador en multitud de ocasiones. Un actor que puede ser lo que quieras en un escenario y que funciona tan bien en teatro interpretando una obra de Shakespeare como interpretando el papel de hombre lobo en Underworld. Azirafel es lo que podríamos llamar un buen chico, que quiere seguir en la tierra, con los humanos y disfrutando de sus pasiones, el arte y en especial los libros, pero sobre todo de la comida. Es capaz de irse en mitad de la rebelión francesa a comerse unos crepes, por ejemplo.

En el otro lado y nunca mejor dicho, tenemos a Crowley -es curioso que se llame igual que el famoso ocultista de principios del S.XX- interpretado por David Tennant, otra bestia de la actuación con igual o más premios y nominaciones que su compañero de reparto antes mencionado. Tennant es conocido por sus como Docto Who o Killgrave en la serie Jessica Jones con una actuación sensacional que hagas desear mas al malo que a la “buena”. Crowley es un diablo que se equivocó de bando durante la rebelión en el cielo y desde entonces siempre ha querido vivir en la tierra como su (no)amigo Azirafel. Es un creador del caos más cercano a un Loki -el dios vikingo, no el de Marvel- travieso que se divierte provocando líos y pequeñas diabluras que haciendo el mal.

A ambos les podréis encontrar en Londres con sus ropas inconfundibles, con la música de Queen de fondo en el caso de Crowley y esos andares que no te dejan indiferentes en ningún momento.

No sé si esta serie otorgará algún premio a estos dos actores pero por favor, pido a Dios que se les dé porque son magníficos.

Entonces, estos dos compañeros de un viaje inmortal se encuentran con un gran problema con el que ninguno de los dos están de acuerdo. Este es nada más y nada menos que el fin del mundo, el apocalipsis, donde vendrán los 4 jinetes a repartir cera hasta que no quede más que tierra yerma y vacía de vida. Lo cual a Azariel no le gusta y tampoco a Crowley, por lo que lucharán junto a un elenco de personajes, entre ellos una bruja y un cazabrujas un poco torpe, para evitar que un niño se convierta o no en el anticristo que lidere la guerra contra el cielo.

¿Qué pasará? Lo suyo es que, como dije antes, disfrutéis de este camino que es la vida. Escuchad a Queen, leed un libro y comeros alguna delicia.

¡Ah! Y todo esto, por el amor de Dios, ¡hacerlo con estilo!

0
Share this...
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias

  • 58
    Hello Ociofrikers! Aquí un post más con Semilla Rolera. En esta ocasión traemos una entrevista a Paco García Jaen, cabeza visible de Mindscape Publishing. Hace poco en este blog hice una reseña sobre su actual proyecto el tomo de 130 Mini-Dungeons para la D&D 5e. Cualquiera que lea este blog,…
    Tags: que, de, y, a
Sobre @alpeghe 16 Artículos
Pase por la universidad de Ciencias Políticas. Mercenario laboral, siempre me venderé al mejor postor. Friki de toda la vida pero no me dí cuenta de ello hasta los 23. Desgraciadamente escribo sólo por placer  y no por dinero. Cines, series, videojuegos , juegos de mesa, comics, libros...todo lo que pase por mis ojos lo absorbo y le saco una teoría política. Sí, lo sé, conmigo no se pueden ver películas, siempre le saco alguna teoría extraña y la gente se me queda mirando extrañada pero enganchada a la vez, es una sensación extraña la que provoco. Me odian cuando destrozo y desmitifico personajes. Soy bastante parecido al dibujo que me hizo Isaac Sánchez, más conocido como Loulogio. Salvo por lo de la corina. Perdón, corona. Estoy en la vida para divertirme y ser feliz. Ociofrik o muerte!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*