También se puede ser friki de Los Beatles.

  • Este año es el año de las películas basadas en grandes grupos de música o artistas. Me emocioné con Bohemian Rhapsody con un Rami Malek espectacular interpretando a la gloria hecha carne, es decir, a Freddie Mercury y a su grupo Queen. Después llegó Rocketman para que nos sumergiéramos en la vida de Elton John. Dentro unos meses también estrenarán una película sobre “The Boss”, que para quien no lo sepa es Bruce Springsteen, aunque por lo que he podido ver en el trailer es un enfoque diferente al de las anteriores películas. Pero entre todas estas películas, unas serán mejores y otras peores, según los gusto de cada uno.

 

Hoy vamos a hablar de Yesterday, otra gran obra del director Danny Boyle. Podríamos decir que todas sus películas son buenas, pero eso sería pecar de buenista, pero para ser justos ha hecho películas como Trainspotting. 28 Days Later. Slumdog Millonaire o 127 horas.¿No están mal no?

 

La dirección en la película, desde mi modesto punto de vista, es magnífica, con un guión acorde a la exigencia de Los Beatles. Evidentemente, la banda sonora es buena, un paseo sonoro para los amantes de los de Liverpool, con canciones muy bien elegidas. Es cierto que se echan de menos alguna que otra canción, pero tengo que decir que lo digo como fan de los beatles, lo cual me resta credibilidad.

 

Los actores le dan ese toque de magia que debe tener la película. Himesh Patel interpreta a un joven perdedor llamado Jack Malick que va de bar vacío a hotel medio cerrado para interpretar sus canciones que a nadie le importan. En esta desquiciada aventura le acompaña Lily James, que interpreta a Ellie Appleton. Su sombra inseparable desde el colegio, la mejor amiga que un perdedor como Jack Malick pueda tener.

 

Entonces la magia, como en cualquier canción de Los Beatles, se abre paso. Un camión atropella a nuestro protagonista y este se despierta en un mundo en el que no han existido ni el John Lennon que conocemos ni tampoco Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr. Tampoco ha existido Strawberry Fields Forever, Help, Yesterday, Let it be, Penny Lane, Yellow Submarine, Hey Jude. Lamentablemente, si John Lennon no existe, tampoco hubo Imagine ni cualquier otro éxito suyo en solitario cuando la cosa acabó.

 

Os hago una pregunta por si tocáis un instrumento, o sois cantantes, o artistas en general. Si os despertarais en un mundo sin Los Beatles, ¿no intentaríais dar a conocer sus obras aunque fuera un plagio total?

 

Esta película no es sólo sobre el éxito que puedas tener como artista, sino de todo lo que hay alrededor. Esa industria que machaca canciones y revienta artistas en nombre del dinero. O algo muy importante y tan sencillo como la vida. ¿Merece la pena ser famoso si perdemos la gente que tenemos alrededor? ¿Queremos ser famosos o realmente queremos ser felices con lo que nos gusta?

 

Son preguntas que se intentan responder en esta película y creo que las responde con mucho acierto. Pero es mejor dejar de escribir y que vayáis a ver esta película que no os defraudará.

 

Tratar de complacer a todos es imposible. Si lo hicieras, terminarías en el medio sin que a nadie le guste. Simplemente tienes que tomar la decisión sobre lo que crees que es lo mejor, y hacerlo.

 

John Lennon.

 

0
Share this...
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias

  • 44
    Hello Ociofrikers! Aquí un post más con Semilla Rolera. En esta ocasión traemos una entrevista a Paco García Jaen, cabeza visible de Mindscape Publishing. Hace poco en este blog hice una reseña sobre su actual proyecto el tomo de 130 Mini-Dungeons para la D&D 5e. Cualquiera que lea este blog,…
    Tags: que, de, y, a
Sobre @alpeghe 16 Artículos
Pase por la universidad de Ciencias Políticas. Mercenario laboral, siempre me venderé al mejor postor. Friki de toda la vida pero no me dí cuenta de ello hasta los 23. Desgraciadamente escribo sólo por placer  y no por dinero. Cines, series, videojuegos , juegos de mesa, comics, libros...todo lo que pase por mis ojos lo absorbo y le saco una teoría política. Sí, lo sé, conmigo no se pueden ver películas, siempre le saco alguna teoría extraña y la gente se me queda mirando extrañada pero enganchada a la vez, es una sensación extraña la que provoco. Me odian cuando destrozo y desmitifico personajes. Soy bastante parecido al dibujo que me hizo Isaac Sánchez, más conocido como Loulogio. Salvo por lo de la corina. Perdón, corona. Estoy en la vida para divertirme y ser feliz. Ociofrik o muerte!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*